Ha muerto Pedro Zerolo, uno de los nuestros.

MPJS_0015

Ha muerto Pedro Zerolo. La noticia aunque esperada ha llegado como un mazazo. ¿Cómo puede ser que un hombre con tanta vida en la mirada se haya ido tan pronto? ¿Cómo puede ser que apenas hace unos meses se presentara a las primarias de su partido para ser candidato  a la presidencia de la Comunidad de Madrid y no haya llegado siquiera a recoger el acta de diputado? ¿Cómo puede ser que no esté para celebrar el cambio en un ayuntamiento del que fue concejal durante tanto tiempo? Así es la vida, así era Pedro.

En estos días que todo el mundo recuerda cómo era Pedro, desde el Foro de hombres por la Igualdad también queremos sumarnos a su reconocimiento. Su apoyo fue fundamental para poner en marcha este proyecto. Cuando en 2006, recogiendo una sugerencia de José Saramago, pensamos hacer la convocatoria de la primera manifestación de hombres contra la violencia machista, Pedro fue uno de los protagonistas fundamentales para que tuviéramos éxito. Desde el primer momento Pedro se sumó con entusiasmo a una iniciativa que no fue entendida ni bienvenida por mucha gente de su propio partido. Lo difundió en los medios de comunicación y anunció su participación. Todavía recuerdo la sorpresa de ver cientos de personas esperando en la puerta de la Diputación el inicio de una manifestación que los convocantes pensábamos no superaría una veintena de hombres. La respuesta estaba en la presencia de un Pedro Zerolo que brillaba en medio de la nube de periodistas que después difundieron la noticia por todo el mundo.

061022 El Correo 02Para quienes ahora piensan (y entonces temíamos) que aquello era solo producto de su interés por salir en los medios quiero contar un detalle de aquellos eventos que refleja la calidad humana de la persona y del político. Cuando hablamos la primera vez de su participación en la manifestación, le dijimos que nuestra intención era que la pancarta de cabecera estuviera ocupada por hombres y miembros del movimiento de hombres por la igualdad anónimos. Políticos, hombres famosos y autoridades públicas irían en las pancartas de detrás bajo el lema “El silencio nos hace Cómplices”. He de confesar que había algo de maldad por nuestra parte hacía unos políticos que nos tenían acostumbrados a aparecer para salir solo en la foto. Bromeamos con lo que valdría aquella foto puesta en otro contexto.

Pedro no puso ninguna objeción a dónde ir en la manifestación, cuando alguno de los politicuchos locales nos volvieron locos con todo tipo de anuncios y peticiones de protagonismo. Cuando llegó me preguntó dónde quería que fuese y, para evitar confusiones, yo le dije que él venía conmigo y estaría donde yo estuviese. Pasamos toda la manifestación juntos en la segunda pancarta, gritando como el que más, inventándose lemas imposibles y emocionándose con cada mujer que salía al balcón a agradecer el gesto. Al final de la manifestación todos éramos conscientes de que aquello había sido un pequeño gran éxito y que iba a ser noticia en los principales medios. De hecho Canal Plus me pidió que entráramos en directo en el telediario de la noche y mandó una unidad móvil al final del recorrido. Mientras respondía a las preguntas del presentador, podía ver al grupo de hombres que habíamos convocado aquello subidos en la Plaza de la Virgen de los Reyes exultantes mientras los fotógrafos disparaban sus flashes. Pedro no estaba entre ellos sino apartado en un lado fuera del campo de las cámara. Allí me esperó hasta que terminé para despedirse y ofrecerse para hacer otro acto en Madrid. No quiso asumir un protagonismo que nadie le podía haber negado  porque todos sabíamos (yo el primero) que gran parte de la gente había acudido a su convocatoria.

Poco después montamos un acto similar en Madrid. De nuevo fue Pedro quien movilizó a la mayoría de participantes, esta vez gente conocida del mundo de la política y la cultura. A la hora de decidir donde colocarse, Pedro nos llamó para consensuar dónde poner a cada cual, estuvo siempre dispuesto a hacer hueco para cupieran todos (recuerdo su total disposición para retrasar el acto hasta que llegara Gaspar Llamazares) y debo decir que fue mucho más elegante que alguno de los nuestros que no pararon hasta ponerse delante de la foto.

Desde entonces lo he ido encontrando en algunos actos, casi siempre acompañado de alguna activista de causas minoritarias (del Frente de Liberación Saharaui, de las transexuales…)  de esas que a los partidos y los políticos tradiciones les suelen traer más problemas que votos. Siempre rodeado de medios, de miradas de admiración y de sonrisas que compartía con sus circunstanciales acompañantes para lograr que sus justas reivindicaciones salieran del anonimato.MPJS_0012

Por eso no me extraña que tanta gente sintamos su muerte como la perdida de uno de esos políticos que sí nos representan. Un político que no se olvidaba que la principal función de su actividad pública es dar voz a quienes no la tiene y servir para promover sus causas justas. Pedro se hizo político para seguir siendo activista y logró serlo en un momento en que gran parte de la clase política de este país terminó convirtiéndose en casta. Por eso en estos días que lloramos su muerte, tanta gente le recordamos y hay iniciativas populares como ésta de que la Plaza Vázquez de Mella de Madrid pase a llamarse Plaza de Pedro Zerolo.

Hasta siempre Pedro.

Hilario Sáez Méndez

Miembro del Foro de Hombres por la Igualdad

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s